miércoles, enero 24, 2007

¿Que es el Arte Magico?

Suena presuntuoso, pero es así; el Arte Mágico es el arte primigenio y el Arte del futuro.
Como dijo alguien, "es inútil insistir sobre hechos bien asentados; el arte de los orígenes es un arte mágico".
Y así también será el Arte del futuro. Ahora bien, ¿en qué se diferencia el arte mágico del resto?
El arte no-mágico tiene muchas vertientes: puede hablarnos del artista, o del mundo, o de los mitos, etc. En general, produce en uno emociones, pensamientos, sensaciones hipnóticas.
Pero nada de eso es mágico.
Magia es transmutación.

El arte común pasa por alto el proceso transmutativo de las energías; las modifica en el mismo plano. Por ejemplo, si estamos alegres y vamos a ver una obra gótica, muy probablemente nuestras emociones sufran una modificación "hacia abajo", y terminemos ligeramente depresivos, que es el estado base de todo lo gótico.
Pero eso es una transformación, no una mutación energética. Optimismo y depresión están en el mismo campo. Si la obra nos hubiera transmutado, estaríamos en estado de paz.

O, por ejemplo, podemos desconocer la historia de los vascos, y gracias al Guernica conocer un poco del bombardeo nazi a su lugar emblemático. Eso ocasiona un cambio mental, pero no es una mutación perceptiva. Nuestro desconocimiento de los sucesos de Guernica es similar a su conocimiento, no hay un salto cualitativo mental, sólo un cambio cuantitativo de conocimientos.
A nivel mental, una obra mágica nos coloca en el equivalente mental de la paz emocional: nos abre la percepción.

Así pues, las obras mágicas nos sacan de los estados comunes de los sentimientos y pensamientos diversos para colocarnos en el universo de las percepciones y la paz.
Cualquier cosa que nos produzca paz perceptiva es Magia.

Así que la revolución en el Arte tiene un solo sentido: salir del campo de las modificaciones estructurales superficiales de lo emotivo y lo mental para entrar en el luminoso campo del estado energético armonioso y sutil.

En el pasado, varias culturas llegaron a esta verdad: son dignos de mencionar el arte budista de la India (no hay nada superior en el mundo) y el arte budista-taoísta del Extremo Oriente, que incluye obras de la poco conocida edad de oro de Camboya.

El Arte Talismánico es también mágico, pero es un arte menor en el sentido de que apunta a la transmutación de las energías a niveles menores.
Las obras talismánicas pueden transmitir determinadas energías cósmicas, como las energías solares, uranianas, o galácticas. Es más "técnico", busca cambios muy específicos de energías. Por ejemplo, si una persona tiene frecuentes ataques de rabia, buscará transformar eso a través de obras que redirijan la abundante energía mal canalizada de la rabia hacia chakras más elevados; en concreto, desde el Svadhistana (chakra sexual) hacia Muladhara (chakra de la armonía física) o el Anahata (chakra del afecto).
El Arte Talismánico es pariente cercano del Yoga. En la "Autobiografía de un Yogui", de Yogananda, existe un relato acerca de cómo su maestro, Yukteshwar, le diseñó una pulsera talismánica para evitar ciertas configuraciones astrológicas "hostiles".

Technorati Tags:





4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

muy buena informacion
la verdad yo no le habia entendido a mi maestro pero con esto me queda mas claro y ya se de que voy a hacer mi trabajo
GRACIAS !!

4:44 p. m.  
Blogger Maga Viajera said...

La magia que transmuta a la paz...
Cuando haces un acto mágico y consigues eso, la sensación es la de que has puesto las cosas en SU lugar... de ahi deviene la paz... las has devuelto a su origen.
Encantada de conocerte!

7:24 p. m.  
Blogger Xavier said...

Hola, y gracias, tal vez conoces algo contemporáneo sobre esto, o algún lugar donde pueda tener mas información?, gracias de nuevo!

3:51 a. m.  
Blogger Marcial Galaxio said...

Xavier, es difícil de contestar tu pregunta, porque conozco casos pero son muy difíciles de definir hasta qué punto. Es decir, no conozco aún una corriente contemporánea estricta y totalmente definida en el sentido del que hablo. Unos se acercan más, otros menos, pero en diferentes porcentajes.

Sería hora de ir amontonándonos...
Saludos!

10:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home